44 cuando convirtió en sangre los ríos egipciosy no pudieron ellos beber de sus arroyos;