Cántico. Salmo de Asaf.

1 Oh Dios, no guardes silencio;no te quedes, oh Dios, callado e impasible.
2 Mira cómo se alborotan tus enemigos,cómo te desafían los que te odian.
3 Con astucia conspiran contra tu pueblo;conspiran contra aquellos a quienes tú estimas.
4 Y dicen: «¡Vengan, destruyamos su nación!¡Que el nombre de Israel no vuelva a recordarse!»
5 Como un solo hombre se confabulan;han hecho un pacto contra ti:
6 los campamentos de Edom y de Ismael,los de Moab y de Agar,
7 Guebal,a Amón y Amalec,los de Filistea y los habitantes de Tiro.
8 ¡Hasta Asiria se les ha unido;ha apoyado a los descendientes de Lot! Selah
9 Haz con ellos como hiciste con Madián,como hiciste con Sísara y Jabín en el río Quisón,
10 los cuales perecieron en Endory quedaron en la tierra, como estiércol.
11 Haz con sus noblescomo hiciste con Oreb y con Zeb;haz con todos sus príncipescomo hiciste con Zeba y con Zalmuna,
12 que decían: «Vamos a adueñarnosde los pastizales de Dios».
13 Hazlos rodar como zarzas, Dios mío;¡como paja que se lleva el viento!
14 Y así como el fuego consume los bosquesy las llamas incendian las montañas,
15 así persíguelos con tus tormentasy aterrorízalos con tus tempestades.
16 SEÑOR, cúbreles el rostro de ignominia,para que busquen tu nombre.
17 Que sean siempre puestos en vergüenza;que perezcan humillados.
18 Que sepan que tú eres el SEÑOR,que ese es tu nombre;que sepan que solo tú eres el Altísimo sobre toda la tierra.