50 Recuerda, Señor, que se burlan de tus siervos;que llevo en mi pecho los insultos de muchos pueblos.