Al director musical. Sígase la tonada de «La muerte del hijo». Salmo de David.

Álef

1 Quiero alabarte, SEÑOR, con todo el corazón,y contar todas tus maravillas.