12 Con sus propias manos te levantaránpara que no tropieces con piedra alguna.