5 Oh SEÑOR, ¡cuán imponentes son tus obras,y cuán profundos tus pensamientos!