11 El SEÑOR conoce los pensamientos humanos,y sabe que son absurdos.