10 Cuarenta años estuve enojadocon aquella generación,y dije: «Son un pueblo mal encaminadoque no reconoce mis senderos».