14 Todo lo contrario, cada uno es tentado cuando sus propios malos deseos lo arrastran y seducen.