24 y, después de mirarse, se va y se olvida en seguida de cómo es.