4 Empero hay repartimiento de dones; mas el mismo EspĂ­ritu es.