6 Cualquiera que permanece en él, no peca; cualquiera que peca, no le ha visto, ni le ha conocido.