32 Y propuso tres mil parĂ¡bolas; y sus versos fueron mil y cinco.