23 Y como hubo comido del pan y bebido, el profeta que le había hecho volver le enalbardó un asno;