8 Sabemos empero que la ley es buena, si alguno usa de ella legítimamente;