12 De manera que la muerte obra en nosotros, y en vosotros la vida.