39 Los consumiré, y los heriré, y no se levantarán; Y caerán debajo de mis pies.