4 Deseando verte, acordándome de tus lágrimas, para ser lleno de gozo;