15 Y sus pies semejantes al latón fino, ardientes como en un horno; y su voz como ruido de muchas aguas.