18 Casadas, estad sujetas á vuestros maridos, como conviene en el Señor.