7 Y protestarĂ¡n, y dirĂ¡n: Nuestras manos no han derramado esta sangre, ni nuestros ojos lo vieron.