4 Empero Dios, que es rico en misericordia, por su mucho amor con que nos amó,