1 YO pues, preso en el Señor, os ruego que andéis como es digno de la vocación con que sois llamados;