9 (Porque el fruto del EspĂ­ritu es en toda bondad, y justicia, y verdad;)