3 Ni al pobre distinguirás en su causa.