3 Coméis la leche, y os vestís de la lana: la gruesa degolláis, no apacentáis las ovejas.