2 Hijo del hombre, pon tu rostro hacia los montes de Israel, y profetiza contra ellos.