7 Pero las cosas que para mí eran ganancias, helas reputado pérdidas por amor de Cristo.