18 Levántate, alza al muchacho, y ásele de tu mano, porque en gran gente lo tengo de poner.