52 Y fué, que como el criado de Abraham oyó sus palabras, inclinóse á tierra á Jehová.