19 Y las aguas prevalecieron mucho en extremo sobre la tierra; y todos los montes altos que habĂ­a debajo de todos los cielos, fueron cubiertos.