4 Por lo cual la ley es debilitada, y el juicio no sale verdadero: por cuanto el impĂ­o asedia al justo, por eso sale torcido el juicio.