19 Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el santuario por la sangre de Jesucristo,