11 Y hacía Dios singulares maravillas por manos de Pablo: