1 Y CUANDO escapamos, entonces supimos que la isla se llamaba Melita.