23 Y será, que cualquiera alma que no oyere á aquel profeta, será desarraigada del pueblo.