3 Y les echaron mano, y los pusieron en la cárcel hasta el día siguiente; porque era ya tarde.