9 Y hase inclinado el hombre, y el varĂ³n se ha humillado: por tanto no los perdonarĂ¡s.