7 Y dijiste: Para siempre seré señora: y no has pensado en esto, ni te acordaste de tu postrimería.