6 Si bien todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia; y caĆ­mos todos nosotros como la hoja, y nuestras maldades nos llevaron como viento.