20 Mi honra se renovaba en mí, Y mi arco se corroboraba en mi mano.