31 ¿Podrás tú impedir las delicias de las Pléyades, O desatarás las ligaduras del Orión?