24 (39-27) Y él con ímpetu y furor escarba la tierra, Sin importarle el sonido de la bocina;