7 (39-10) B├║rlase de la multitud de la ciudad: No oye las voces del arriero.