7 Empero como las centellas se levantan para volar por el aire, Así el hombre nace para la aflicción.