24 Y las eras se henchirán de trigo, y los lagares rebosarán de vino y aceite.