32 Si Dios es glorificado en él, Dios también le glorificará en sí mismo, y luego le glorificará.