11 Y de juicio, por cuanto el príncipe de este mundo es juzgado.