22 Porque el Padre á nadie juzga, mas todo el juicio dió al Hijo;