52 Mis enemigos me dieron caza como á ave, sin por qué.